arquitectura y hogar

Estudiada al máximo

3Esta casa estudio es una obra de Dom Arquitectura en Sant Cugat del Vallès, Barcelona, España. “Se ha estudiado la orientación y posición de la casa estudio para aprovechar los recursos disponibles y sus condiciones climáticas, reduciendo así los impactos ambientales, sus consumos energéticos y mejorando el confort térmico. La planta rectangular de la casa, orienta su lado largo al sur, esa será la fachada con mayores aberturas, captando más radiación solar en invierno y protegida del sol en verano. Las otras tres fachadas son bastante opacas, solo se generan varias aberturas en la fachada norte para generar ventilación natural cruzada en verano. La casa se proyecta como un rectángulo compacto, solo perforado por la terraza y el porche que nos permiten generar esos dos espacios protegidos. La alta compacidad de la ayuda a reducir las demandas energéticas.

La fachada sur además de tener las mayores aberturas es la que tiene mayor protección solar para los meses de verano. El estudio está protegido por 2m de voladizo que impide que la radiación directa entre en la estancia los meses más calurosos. El ventanal del salón queda enrasado con la fachada por lo que tendremos que sacar un voladizo de 1m tipo pérgola de madera para proteger las radiaciones directas en este punto. Las dimensiones de los voladizos permiten que con la inclinación invernal el sol sí que entré directamente a las estancias para ayudar a calentarlas. La diferencia de temperatura y presión entre la fachada con orientación norte y la sur, genera una corriente de aire que facilita la ventilación. Se han diseñado aberturas en ambos lados, más grandes en la fachada sur y más pequeñas en la fachada norte favoreciendo el control térmico de la casa, y especialmente en verano, la ventilación cruzada ayude a refrigerar las estancias principales. Las ventilaciones cruzadas propiciadas por la orientación del edificio, sumadas al tipo de construcción empleada, dan como resultado unos interiores transpirables, frescos y sombríos en verano.

La casa está situada en un terreno con una fuerte pendiente hacia sur. Existen unos pilotes de hormigón con una estructura de hierro horizontal de una antigua construcción que usaremos como base. La casa quedará elevada por encima del terreno natural, minimizando así el impacto ambiental. Este sistema constructivo de madera nos ha permitido dimensionar de forma precisa los materiales necesarios. Los materiales seleccionados de zonas cercanas han reducido medios de transporte, y además se puede reutilizar de cara a un futuro. Todo esto nos ha permitido optimizar la construcción, reduciendo residuos y recursos, y reducir el impacto ecológico de la construcción y sus emisiones de  C02. La producción de los materiales constructivos usados, también ha generado poca energía gris y pocos gases de efecto invernadero. En conclusión se reducen las emisiones de gases, en la elaboración y fabricación de los materiales, en el transporte a la obra, en el proceso constructivo y finalmente en el uso del edificio.

Se han colocado 7 depósitos de recuperación de agua bajo la casa, que nos permiten el agua de la cubierta y los pavimentos contiguos, permitiendo almacenar hasta 10 m3 de agua, que se aprovechará para riego del jardín y el huerto. El proceso de construcción basado en una arquitectura prefabricada en madera, es ecológico y responsable con el medioambiente. Es un material reutilizable y reciclable y ligero y fácil de mecanizar. El sistema constructivo utilizado para este modulo es el entramado ligero, la madera utilizada para la estructura es Pino Rojo. Debido a la situación geográfica del emplazamiento, se han ensamblando todas las piezas en obra,  todas previamente mecanizadas a taller para facilitar el transporte y el montaje.Toda la madera es de los Pirineos Catalanes, utilizando materiales de nuestra zona ayudamos a reducir desplazamientos y consumos innecesarios previos a la obra. La madera usada para la construcción está certificada con el Sello CE y el CTB SAWN TIMBER. Cuenta también con la certificación PEFC, que asegura la gestión sostenible de los bosques.Es el único material que consigue reducir las emisiones de CO2 incluso llegando a tener un consumo casi nulo una vez finalizada su construcción. La transmitancia térmica de los muros será de U=0.268 y en cubierta de U=0.207  llegando así a una calificación energética A+. La resistencia al fuego de la estructura es una RF-30. El acabado interior de la casa es un panel Tricapa con acabado de pino, y el exterior es madera de Abeto tratada con un autoclave.

Para el pavimento interior se ha escogido el Linóleo, material natural, que además es el único revestimiento de suelo ofrecido en el mercado que se hace principalmente de materia prima natural renovable. El linóleo consiste de 98% orgánico o mineral con materiales naturales renovables representan el 80%.

Un buen aislamiento térmico evita, en el invierno, la pérdida de calor por su protección con el exterior, y en verano la entrada de calor. El hecho de hacer una casa con madera como principal material de construcción ya hace que la casa mejore mucho su aislamiento, ya que la madera es uno de los materiales con la conductividad más baja cerca de un 0,13. Si a esto además le añadimos un buen aislamiento con 16cm de grosor (mucho más que los 5cm habituales) eso nos hará obtener una envolvente muy eficiente. Para seleccionar el aislamiento valoraremos también que el material sea natural y biodegradable. El aislante es fibra de madera tiene una conductividad térmica de 0,043 W/mK y una de densidad 50kg/m3. Y recubre toda la envolvente de la casa 12 cm en fachadas y 16 en forjados y cubierta, de forma que toda la envolvente queda protegida.”

Fotos: Jordi Anguera

5 1 7 6 12 10 4 2 9 11 8 \Pablo-pcdom arquitectura_Proyectos87_casita vallvidreraval

Obra nueva

Archivos